La Gloria de las Palabras

Microrrelatos, relatos y poesía

El ocaso de una estrella

Deja un comentario

El último sorbo de licor bajó abrasando su lastimado gaznate. Mortífero elixir que adormecía sus sentidos y mitigaba el dolor de su mutilada alma. Arrellanada en el elegante sofá de terciopelo rojo, contemplaba el deslucido álbum, reflejo del esplendor de otra época. “La Gran Dama del Espectáculo”, amada y respetada por todos. Enormes carteles anunciaban sus gloriosas actuaciones; el clamor de los aplausos provocaba el éxtasis de sus sentidos. El mundo se había rendido a sus pies y su poder era infinito.

Los onerosos contratos se hicieron cada vez más escasos; al mismo tiempo, que la frescura de su rostro y el destello de su mirada se fueron marchitando, cual caduca flor en verano. Ya nada quedaba del fulgor de aquellos días. La celebridad y la fama dieron paso a la decadencia y al ocaso.

Cuando el ardiente brebaje inundaba su menudo cuerpo, el sueño se convertía en su mejor refugio. Era entonces, en esos momentos de estupor, cuando volvía a brillar como la hermosa estrella fugaz que una vez fue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s